Cachorros

Camada de Golden Retriever

Antes de comprar un cachorro de Golden Retriever

Desconfía de quien ofrezca cachorros sin pedigree a un precio y cachorros con pedigree a otro. Ningún criador serio pide un precio suplementario por el pedigree, ya que se considera parte integrante del cachorro que vende.

   Si estás leyendo esto, sin duda, es porque estás interesado en la raza o deseas adquirir un cachorro de Golden Retriever. Antes de contarte cómo criamos, permítenos que te hagamos una serie de reflexiones.

  No intentes comprar barato. Criar perros sanos, bonitos, de buen carácter y típicos tiene un alto coste. Ahorrar en la compra de un cachorro, sin ninguna prueba de salud, es una lotería. Un cachorro, hijo de padres con determinadas enfermedades, puede acabar acarreando gastos veterinarios muchísimo más elevados que los que hubiéramos pagado al comprar un ejemplar con garantías.

  Una camada criada competentemente, con cuidado, cariño y responsabilidad, tiene unos costes importantes. Estos gastos empiezan por la inversión en el cuidado de los padres, a los que se les deben realizar pruebas para descartar enfermedades como la displasia o las taras oculares. Además se les alimenta con productos de alta calidad y se les presenta en exposiciones de morfología donde son reconocidos como ejemplares excelentes.  

Comprar cachorro de Golden Retriever
Golden cachorrita

  Los gastos continúan con la monta, progesteronas, ecografía, radiografía y diversos gastos veterinarios solamente antes de que los cachorros lleguen al mundo. Los cachorros son registrados, vacunados, revisados por veterinario y se dedican muchas horas a su cuidado y estimulación.

  Un criador responsable respetará siempre las edades mínimas y máximas para criar, así como los descansos entre celos. 

  Los criadores improvisados y oportunistas no incurren en ningún gasto de los mencionados anteriormente, y están más deseosos de facturar cachorros que de criar competentemente. Y ya no digamos los de muchos países del Este, con reproductores mantenidos en pésimas condiciones y cuyos cachorros se separan de la madre al poco de nacer, se cargan en camiones y se revenden a tiendas de mascotas o a otras reventas. El único objetivo de algunos de estos negocios es la rentabilidad de la compra-venta, sin importar lo más mínimo el compromiso con la raza.

  La gran popularidad del Golden Retriever ha hecho que se “fabriquen” perros de manera indiscriminada, a demanda del mercado, sin seguir criterios selectivos de rigor. Esto es bastante perjudicial para la verdadera tipicidad del Golden, ya que la presencia de patologías hereditarias o defectos de carácter, la compromete. Por ello, no sólo es responsabilidad de los criadores, sino también del público, saber reconocer un perro de calidad y, al mismo tiempo, saber qué garantías deben exigirse al criador. Cuanto más exhaustivo sea el control a la hora de reproducir, mejor y más rápido seleccionaremos y evitaremos estos genes transmisores de enfermedades.

  Acude siempre a un criador de Golden Retriever en exclusiva, no a uno de decenas de razas distintas, que desconocerá qué es un excelente ejemplar representante de esta raza, ignorará su estándar y simplemente respetará cierta apariencia. Estos son algunos de los motivos por los que aparecen perros enfermos, agresivos y se perpetúa la transmisión de enfermedades genéticas.

Cachorro Golden Retriever pura raza

  Busca a un criador cuya ética resulte de tu agrado y que tenga un fuerte compromiso con la raza. Pregunta todo lo que necesites saber, deja que te aconseje y también permítele que te haga preguntas sin que te resulte una molestia. Un buen criador sólo te venderá un cachorro si considera que serás un propietario adecuado, ya que valorará otros aspectos por encima del dinero.

  Pregunta siempre por las pruebas de salud de los padres reproductores. Como mínimo, todos los Golden Retriever utilizados en un programa de reproducción deberían tener certificados oficiales de valoración del grado de displasia y de codo, así como certificados veterinarios y análisis genéticos confirmando la ausencia de taras oculares.

  Muchos criadores tienen listas de espera de varios meses y trabajan con reserva previa, ya que no realizan una producción continua de cachorros. Será buena señal si no disponen inmediatamente del cachorro que estás buscando, pero sin duda  merecerá la pena la espera. Así que si me permitís un consejo, ¡cuidado con las prisas!, ya que puede haceros caer en manos de vendedores poco responsables y las malas consecuencias las acabaréis pagando vosotros y vuestro cachorro. Son vidas, y con esto no se juega.

error: Este contenido está protegido !!