Conceptos

Golden inscrito en LOE

Afijo y nombre en LOE

El afijo

El afijo es la denominación que un criador solicita a la FCI a través de la RSCE para poderlo aplicar a los ejemplares de sus camadas. Este afijo va ligado a un número único de identificación. Es una especie de apellido del criador, que éste puede utilizar para inscribir a los cachorros en el LOE, siempre que también sea propietario de la hembra madre de la camada. De esa manera, siempre podremos identificar a un criadero o a un criador por el nombre de afijo que acompaña al ejemplar.

Nadie puede ser titular de más de un afijo y nunca se puede aplicar a un ejemplar un afijo diferente al de su criador. El afijo puede ser prefijo o sufijo, es decir, puede ir delante o detrás del nombre, circunstancia que se debe elegir a la hora de solicitarlo.

En el siguiente enlace de la FCI se puede buscar el afijo de un criador para comprobar que está dado de alta: http://www.fci.be/es/affixes/. A nosotros nos encontraréis como Aixa Galiana (de).

El nombre en el LOE o de pedigrí

Los perros de raza con pedigrí suelen tener un nombre oficial muy largo, ya que al nombre que le haya puesto el criador, se suma el afijo en el registro. Por ejemplo, imaginaros que elijo llamar a mi perro Niro, pero en su pedigrí figura como “Chicago de Aixa Galiana”.

El nombre oficial que dé el criador al cachorro sólo afectará al LOE y vendrá en su pedigrí, por lo que no os debe condicionar para nada a la hora de elegir un nombre para vuestra mascota. Tanto en el pasaporte, como en los registros de identificación canina de las distintas comunidades autónomas, figurará el nombre que vosotros elijáis. Nadie llama a su perro por el nombre largo que aparece en su pedigrí.

¿Y cómo elijen los criadores los nombres que ponen a los cachorros fruto de sus camadas? Pues cada uno sigue un criterio, o ninguno, ya que también se pueden poner nombres aleatoriamente simplemente porque sean de su agrado.

Sin embargo, muchos deciden seguir un criterio determinado porque eso les ayudará a recordar en un futuro cuándo hizo la camada o de quién es hijo un perro concreto. Por ejemplo, imaginemos que decido llamar a todos los cachorros de mi primera camada en el 2020 por nombres que empiecen por la primera letra del alfabeto, la “A”. Así que les llamaré Ares, Alegra, Antía, Alabama y Arkansas… de Aixa Galiana. La siguiente camada tendrá nombres que empiecen por la letra “B”, la siguiente por la “C”, y así sucesivamente. Si dentro de unos años alguien me menciona a Alegra de Aixa Galiana, sabré que pertenece a mi primera camada, que fue la A, que hice en el 2020, quiénes fueron sus padres, etc.

Hemos puesto este ejemplo porque es un criterio que utilizan muchos criadores, pero se puede utilizar cualquier otro, o ninguno en concreto, e ir eligiendo nombres que simplemente te gusten o estén basados en otras cuestiones. Para los criaderos que tienen muchas camadas son sistemas muy útiles que les ayudan a tener un cierto orden. Sin embargo, los que tienen pocas o muy pocas, pueden ir eligiendo cualquier nombre, ya que siempre van a recordar cuándo la tuvieron.

error: Este contenido está protegido !!